Inauguración en el Museo de Arte Popular de Petare – Pintura Inusitada de Luis E. Moreno

invitacion expo luis moreno

La exposición de Luis E. Moreno, “La Pintura Inusitada” reúne el trabajo más reciente del destacado artista aragüeño.
Se trata de una interesante muestra en la cual este artista nacido en San Mateo, estado Aragua, nos entrega una particular visión del arte, a través de su trabajo pictórico. En el cual resuenan los ecos del arte óptico y la pintura bizantina; características que aparecen reflejadas en casi la mayoría de las obras de esta nutrida exposición.
La temática en estos trabajos de Luis E. Moreno es variada. En ella encontramos desde retratos de Cristo, Vírgenes, Próceres de la Independencia, escenas cotidianas de la vida rural y retratos de personajes, que el artista construye a través del uso de colores vivos y explorando en las diversas formas de la línea y el punto, hasta crear una suerte de mosaicos en las composiciones; en ese sentido resulta apropiado señalar que “cada obra nos hace verla en su conjunto, antes que en sus detalles, con una mirada despistada, entre equívoca y ambivalente. Los rostros y figuras centrales aparecen, o más bien desaparecen, fundidos y confundidos con una rebosante trama de fragmentos que llenan todo y terminan devorándolos o diluyéndolos en una reverberación formal intensa”, tal y como apunta Perán Erminy en el texto curatorial de la exposición.
La muestra, conformada por veintiséis piezas pictóricas de diversos formatos y temáticas, y se estará llevando a cabo en las salas 1, 2 y 3 del Museo además cuenta con la museografía de J.F. Cantón y la curaduría del crítico e investigador de arte venezolano Perán Erminy.
La sede del Museo de Arte Popular de Petare está ubicada en la calle Guanche con Lino de Clemente, del centro Histórico de Petare (a tres cuadras de la estación del Metro Petare, salida Av. Fco. De Miranda).

 
VER MÁS

La pintura inusitada de Luis Moreno
Perán Erminy

Luis Enrique Moreno tiene la rara virtud, altamente meritoria, de pintar de otra manera, vale decir, de no pintar como los demás. Y de hacerlo en forma excelente.
La primera impresión que sentimos ante sus cuadros es inesperada y sorprendente. Nos induce a una visión global, gestáltica. Cada obra nos hace verla en su conjunto, antes que en sus detalles, con una mirada despistada, entre equívoca y ambivalente. Los rostros y figuras centrales aparecen, o más bien desaparecen, fundidos y confundidos con una rebosante trama de fragmentos que llenan todo y terminan devorándolos o diluyéndolos en una reverberación formal intensa.
Tal vez Luis Moreno no pretenda una subversión de la imagen, ni del lenguaje visual, sino una alteración de su lectura, trastornada por sus desbordamientos perceptivos. En lugar de buscar una versión distinta de la realidad, o una nueva manera de representarla, lo que hace es cambiarnos las reglas del juego en la comunicación con el arte.
Moreno altera los recursos formales normales que se emplean en la representación visual, al someter los viejos tratamientos pictóricos “naturales” (naturalizados por el uso rutinario) a una descomposición que desarticula, casi desmantela, el funcionamiento del lenguaje plástico representativo actual (el lenguaje consensual general) y modifica el modelo de percepción. De manera que el cambio que introduce en sus obras no se limita a rellenar el vacío de sus fondos con ricas tramas de elementos ornamentales. El cambio no es sólo ornamental. Se trata de otro tipo de lenguaje que genera otra clase de relaciones perceptivas; lo cual implica nada menos que una concepción diferente de la pintura.
En esta obras es determinante la pulsión de transformación, de metamorfosis, de disfrazamiento, de simulación. Es lo que provoca la necesidad compulsiva de ordenar, de vestir, revestir, trasvestir, encubrir, simular. La tendencia a la ornamentalidad, en el imaginario colectivo, es bastante arcaica y universal. Por otra parte, el antiguo “horror vacui”, miedo al vacío, notoriamente presente en las obras de Moreno, no consiste en evitar lo vacuo y desocupado, colmando todo vacío. El “horror vacui” es la angustia y el terror que se sienten ante el vacío del alma, de la vida. Es el horror a la nada y a la muerte.
La exhuberancia característica de las pinturas de L.E Moreno, que no tiene ninguna relación con el “puntillismo” ni con el neo-impresionismo (ni de Seurat ni de nadie), como se ha llegado a decir, sí tiene afinidad con la sobreabundancia formal del Barroco y del Rococó, de ornamentalidad excesiva y ampulosa, pero es algo diferente. No es de la misma familia estética de Borromini, Bernini, Góngora, Archimboldo, Rubens, Lezama Lima. Es más cercano a los mosaicos bizantinos, a la proliferación ornamental de los palacios de Marrakech, o del arte musulmán, mudéjar o mozarabe de España, o de los ambientes de mosaicos y tapices del mundo islámico. También es afín, pero diferente, al art-nouveau, a las lámparas de Tiffani, al aposento de Sarah Bernhardt, a la Salomé de Beardsley, a Klimt. Tampoco se confunde con el “horror vacui” del arte popular venezolano.
De todas maneras, esa profusión formal extrema de las pinturas de Luis Enrique Moreno se inscribe en la ola de la “nueva carnavalización” del arte actual, y sobre todo en la corriente del “neo-barroquismo” del arte globalizado actual, pero a su manera personal.
En todo caso, más que un “neo-barroco”, esta pintura sería “neo-manierista”, desde el punto de vista de su concepción visual y formal. En lo relativo a la enunciación de su discurso expresivo, que se desarrolla en flujos locales, por zonas discontinuas, no serían como conjuntos de varios monólogos interiores, sino más bien como “polílogos exteriores”, similares y dispersos, articulados como un continuum fragmentario. Es otro síntoma de la desintegración actual del sujeto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s